Coordinadora Nacional Intersectorial abandonará diálogo con el Gobierno

Coordinadora Nacional Intersectorial abandonará diálogo con el Gobierno

La Coordinadora Nacional Intersectorial paraguaya comunicó ayer que dejará de participará en el diálogo con el Gobierno, porque se ignoran todas las propuestas hechas para solucionar la crisis en el campo, informaron fuentes autorizadas.

Para el dirigente de esa organización -agrupa a varios sectores nacionales incluido el campesino-, Jorge Galeano, la situación aún mantiene el mismo nivel de expectativas negativas porque ninguna de las propuestas conviene al Ejecutivo.

El presidente Abdo Benítez firmó un decreto en noviembre pasado en el cual se creaba una comisión especial para atender la crisis en el campo; sin embargo, sus reclamos nunca fueron atendidos, expresó Galeano.

Entre las quejas de la CNI destacan el mal uso de los fondos de las entidades binacionales Yacyretá e Iguasu, que son empleados para cualquier otro fin pero no para el sector campesino.

También el rechazo por parte del Congreso Nacional de aplicar el impuesto a la exportación de la soja y los millonarios subsidios al sector transporte y al metrobús.

Hay demasiados recursos del Estado destinados a otras áreas, no al campesinado, no hay una señal clara y por eso no nos sentaremos a dialogar con el Gobierno, exclamó Galeano.

Acerca del impuesto sobre la exportación de la soja, el dirigente campesino señaló que con ello se busca frenar la producción de soja que genera violencia, y sobre todo por los problemas de salud que causa la fumigación de los insecticidas prohibidos que ingresan al país.

Sostuvo que el 94 por ciento de la tierra cultivable en Paraguay está en manos de los grandes productores y solo el seis por ciento en poder de las familias campesinas.