Argentina: un cuarto de la población activa necesita empleo

Argentina: un cuarto de la población activa necesita empleo

El desempleo alcanzó el 9 por ciento en el tercer trimestre, lo que indica un aumento de siete décimas con respecto a la tasa del 8,3 por ciento registrada en igual período del año anterior, según informó ayer el Indec.

De acuerdo con el informe oficial, dicha tasa de desempleo del 9% sobre la población urbana, representa 1.168.000 personas sin trabajo. A ellos se suman otros 2.167.000 personas (16,7%) que, si bien tienen un trabajo, demandan activamente otro empleo o trabajar más horas, ya sea porque se encuentran subocupados o por una cuestión de ingresos necesitan otro empleo. De tal modo, suma un 25,7% la proporción de la población urbana que busca activamente trabajo. Hace un año, la proporción de las personas desempleadas más los ocupados demandantes sumaban el 23,7%, dos puntos menos que en este último tercer trimestre.

Los resultados del tercer trimestre evidencian que la tasa de actividad alcanzó al 46,7%, cuatro décimas más que en igual período del año pasado (46,3), mientras que la tasa de empleo subió una décima a 42,5%. Pese al leve aumento estadístico, la desocupación aumentó como resultado de más personas buscando empleo ante la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, lo que obliga a tener más de una actividad. La población económicamente activa está compuesta por los ocupados y los desocupados.

“En comparación con el segundo trimestre de 2018, el leve incremento registrado en la tasa de actividad durante el tercer trimestre de 2018 se explica por el aumento en la participación de las mujeres, que alcanza 0,6 puntos porcentuales (de 48,5 a 49,1%), en particular de aquellas que tienen entre 30 y 64 años de edad, cuya tasa de actividad se incrementa en 1,1 punto porcentual a 68,4%”, detalla el relevamiento del Indec.

Los ocupados plenos representaron en el tercer trimestre el 54,2% de la PEA, 1,4 puntos menos que en el trimestre anterior, y los subocupados fueron el 13%, 0,6 puntos más que en el segundo trimestre). El porcentaje de sobreocupados alcanzó al 29,5% (0,2 puntos más que en el trimestre anterior).

Por rama de actividad, en términos de distribución, surge que la principal variación en personas ocupadas se registró en industria manufacturera, que pasó de 11,5 a 11,1 por ciento, perdiendo también su peso relativo en el total. Las actividades relacionadas con hoteles y restaurantes (3,9%) y transporte, almacenamiento y comunicaciones (7%) experimentaron una caída de 0,3 puntos porcentuales. Como contrapartida, las actividades que experimentaron un incremento en su peso relativo fueron la construcción y el servicio doméstico, en las cuales la proporción de ocupados aumentó en 0,3 puntos porcentuales a 9,5 y 7,7%, respectivamente. (Página/12)

Grave situación en las zonas urbanas

En el Conurbano bonaerense, la desocupación llega al 11%, pero hay otros aglomerados urbanos en el país donde la situación es aún más grave. En la zona Santa Rosa-Toay (La Pampa), se eleva al 13,2 por ciento, en Mar del Plata, al 11,8; San Nicolás-Villa Constitución (norte de Buenos Aires, sur de Santa Fe), 10,9 por ciento, y en el Gran La Plata alcanza al 10,3 por ciento.